Tratamiento de la Adicción

La adicción es una enfermedad cerebral compleja, según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas (de los Estados Unidos). La elección voluntaria de consumir drogas o alcohol se convierte gradualmente en un comportamiento involuntario y compulsivo que implica la búsqueda y el uso de la sustancia a toda costa.

Cuando se es adicto, el cuerpo desarrolla un impulso incontrolable de alcohol o drogas. El no consumirlas provoca terribles síntomas de abstinencia como ansiedad, temblores, sudor, vómitos y depresión.

No hay cura para la adicción y simplemente decirle a una persona que deje de hacerlo no funciona. Afortunadamente, sin embargo, hay maneras eficaces de tratar la adicción. El mejor tratamiento depende de varios factores y circunstancias, como la gravedad de la adicción y si hay condiciones de salud mental que la acompañan (como la ansiedad o la depresión).

La adicción afecta a cada persona de manera diferente, por lo que es importante que el tratamiento también sea individualizado. El hecho de que algo funcione para una persona no significa que funcione para todos. Con el tiempo, las necesidades cambiarán, y también los planes de tratamiento.