La recuperación de la adicción

La adicción es una enfermedad insidiosa que puede arraigarse rápidamente o desarrollarse sólo después de un largo período de abuso. Aunque existen ciertas similitudes entre los individuos adictos, cada caso es único y está influenciado por una gran cantidad de factores biológicos, psicológicos y sociales como la edad, el sexo, el uso previo de drogas, la sustancia de la que se abusa y los antecedentes familiares.

Debido a las intensas cualidades personales de la adicción, no hay dos personas que tengan un camino idéntico hacia la recuperación.

La recuperación es un proceso de toda la vida para mejorar la salud y el bienestar mientras se vive de forma independiente. Muchas personas que sufren de adicción logran la sobriedad. La recuperación es más difícil. Implica cambiar la perspectiva de la vida, el comportamiento y, en algunos casos, el entorno.

Principios de la recuperación

La recuperación es diferente para cada uno. Es un proceso altamente individualizado que está influenciado por numerosos factores, incluyendo el tipo, la severidad y la duración de la adicción. Sin embargo, hay principios que abarcan la recuperación de todos los tipos de adicción y se utilizan como base para una multitud de programas de tratamiento.

Algunos de ellos son:

Hay muchos caminos para la recuperación: Los individuos son únicos, con necesidades específicas, fortalezas, metas, actitudes de salud, comportamientos y expectativas de recuperación. Los caminos hacia la recuperación son altamente personales, y generalmente implican una redefinición de la identidad ante una crisis o un proceso de cambio progresivo.

La recuperación es autodirigida y fortalecedora: Si bien el camino hacia la recuperación puede implicar uno o más períodos de tiempo en los que las actividades son dirigidas o guiadas en un grado sustancial por otros, la recuperación es fundamentalmente un proceso autodirigido.

La recuperación entraña un reconocimiento personal de la necesidad de cambio y transformación: Las personas deben aceptar que existe un problema y estar dispuestas a adoptar medidas para abordarlo; esas medidas suelen entrañar la búsqueda de ayuda para un trastorno por consumo de sustancias.

La recuperación tiene dimensiones culturales: El proceso de recuperación de cada persona es único y se ve afectado por las creencias y tradiciones culturales.

La recuperación existe en un continuo de mejora de la salud y el bienestar: La recuperación no es un proceso lineal. Se basa en el crecimiento continuo y la mejora del funcionamiento.

La recuperación es apoyada por compañeros y aliados: Un denominador común en el proceso de recuperación es la presencia y la participación de personas que aportan esperanza y apoyo y sugieren estrategias y recursos para el cambio.

La recuperación implica volver a unirse y reconstruir una vida en la comunidad: La recuperación supone un proceso de construcción o reconstrucción de lo que una persona ha perdido o nunca ha tenido debido a su condición y sus consecuencias.

Pasos para la recuperación

Muchas personas que sufren de adicción no saben dónde buscar ayuda o cómo recuperarse. Puede que no se hayan recuperado por sí mismos y crean que la recuperación es imposible. Muchas personas se niegan a aceptar su enfermedad o se avergüenzan de admitir que son adictos. Los siguientes pasos ayudarán a las personas que sufren de adicción a comenzar la recuperación.

Reconocer que existe la adicción

El primer paso de la recuperación es reconocer que la adicción existe y admitir el cambio es necesario para superarla. En la mayoría de las situaciones, una persona no puede recuperarse de la adicción hasta que esté dispuesta a comprometerse con el cambio. Reconocer que existe la adicción también significa reconocer que la recuperación es posible.

Aprender sobre la adicción

La mayoría de la gente no entiende lo que es la adicción. Mucha gente cree que la adicción es una elección, pero no lo es. La adicción es una enfermedad, y requiere un tratamiento específico para la enfermedad.

Prepararse para la recuperación

El tratamiento y la recuperación son más exitosos cuando las personas se preparan para superar la adicción.

Buscar el tratamiento

El tratamiento es diferente para cada persona. Los planes de tratamiento centrados en el paciente abordan las necesidades individuales y son flexibles para la situación de cada persona en la vida.

La transición a una vida normal

Después de lograr la sobriedad y de asistir a la terapia en un centro de rehabilitación de adicciones, comienza la recuperación.

Pero hay que tener en cuenta que la recuperación de la adicción es un proceso de toda la vida, y requiere un esfuerzo de por vida. Los primeros días de la desintoxicación pueden parecer los más difíciles, pero mantener la sobriedad, cambiar el comportamiento y encontrar la felicidad también puede ser un desafío.

Con tratamiento y apoyo, cualquiera puede liberarse de la adicción.

Fuentes

  • https://books.google.ro/books?id=WReAE_UZXSIC&lpg=PR3&ots=SmH5tTOhG2&dq=addiction%20recovery%20research&lr&pg=PR3#v=onepage&q=addiction%20recovery%20research&f=false
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3531570/
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6127248/