Centros de rehabilitación de drogas y/o alcohol

La adicción a las drogas o al alcohol es responsable de millones de vidas destrozadas. La mayoría de las personas que tienen problemas son los adolescentes y los ancianos. Debido a sus dos componentes, la adicción física y la adicción psicológica, es fácil perder el control de tu vida y dejar a que la adicción te controle. Es difícil superarla pero no imposible. Lo que necesitas es ayuda profesional, orientación y soporte. Todo esto se puede encontrar en un centro de rehabilitación de drogas y/o de alcohol. No basta con pensar en recuperar tu vida, hay que tomar acción!

Centros de rehabilitación en

¿Sabías que...?

El abuso de drogas es responsable de millones de muertes cada año. Algunas de estas muertes son entre los adolescentes y los ancianos. De hecho, hay más de ciento veinte millones (Estadisticamente) de consumidores de drogas en todo el mundo. Estos consumidores de drogas son adictos a una variedad de sustancias. Las sustancias más comunes son la cocaína, la heroína, la metanfetamina y otras drogas sintéticas.

Entender por qué el abuso de drogas es frecuente en nuestra sociedad es primordial. Esto te dará la oportunidad de reflexionar sobre tu propia vida y entender el camino que te condujo al abuso de drogas. Por ejemplo, muchas personas abusan de las drogas para escapar de las cosas estresantes que están sucediendo en sus vidas. Esto podría incluir problemas financieros, problemas de pareja y problemas con los miembros de la familia o tal vez algunos secretos escondidos pero muy perjudiciales.

Necesitas saber que no estas solo. Muchas personas pasan por las mismas situaciones. Estas personas están listas y dispuestas a enseñarte a salir de tu situación. No tienes que consumir drogas para escapar de la realidad que está a tu alrededor. Por el contrario, tienes que enfrentar a tu realidad de una manera constructiva.

Esto ayudará a aliviar el estrés y reducir tu necesidad de consumo de drogas. Haz esto hoy. Llama a un centro de rehabilitación de drogas hoy y programa tu visita. Tu vida va a cambiar para mejor.

Los beneficios de acudir a un centro de rehabilitación

Uno de los muchos beneficios de los centros de rehabilitación de drogas es el aumento de tu capacidad para sanar y volver a conectarte con tu cuerpo. El abuso de drogas tiene un severo impacto en tu cuerpo, tanto físico como mental. Necesitas un tiempo suficiente para recuperar tus fuerzas. Solo se puede hacer esto en un ambiente que te protegerá de los gruñidos de los traficantes de drogas o el fomento continuo de los compañeros usuarios de drogas. Puedes restaurar tu cuerpo hasta llegar a los niveles de antes. Esto necesitará ejercicios, desintoxicación y mucho ánimo, pero es posible.

Otra gran ventaja de los mejores centros de rehabilitación de drogas y alcohol es que te ayudan a hacerte nuevos amigos. Estos nuevos amigos te ayudarán a lo largo del proceso de recuperación. Te van a guiar a través de cada paso y te van a consolar cuando te sientes con pocos ánimos. Incluso puedes compartir con ellos tus sentimientos y emociones, incluyendo cualquier posible trauma que has pasado antes, durante o después de tu indulgencia en las drogas. En otras palabras, encontrarás personas que no sean familiares o amigos pero que se preocuparán por ti.

¿Qué tipo de programa de rehabilitación es mejor?

Así que has decidido que necesitas ayuda porque no puedes dejar de beber o usar drogas por tu cuenta. ¡Bien! Ahora, la próxima decisión importante que hay que hacer es decidir entre un centro que proporciona servicios ambulatorios o residenciales.

Esta es una elección importante y al hacer las cosas bien desde el principio vas a mejorar tus probabilidades de éxito. Teniendo en cuenta esto, es mejor no tomar la decisión por tu cuenta. Es de sentido común encontrar un profesional que puede evaluar y hacer una recomendación de tratamiento más adecuada a tus necesidades, lugar y situación.

Para encontrar a alguien que puede realizar este servicio:

  • Pregúntale a tu médico para una recomendación
  • Pónte en contacto con un consejero en adicción
  • Pónte en contacto con un proveedor local de tratamiento de adicción (que tiene profesionales de evaluación o puede recomendarte una opción local).

Aunque puedes pensar que es principalmente una simple decisión si conseguir el tratamiento ambulatorio o el residencial, en realidad hay muchas opciones de tratamiento diferentes, en distintos grados de intensidad, y puede que necesitas una combinación de más de un tipo de tratamiento. Las diferentes opciones de tratamiento que existen son:

Opciones para pacientes ambulatorios

  • Recibir asesoramiento de adicción individual.
  • Entrar en un programa de desintoxicación ambulatoria (ir a consultas todos los días a un médico y obtener los medicamentos apropiados para los síntomas de abstinencia, pero la mayor parte del período de desintoxicación se hace casa).
  • Ir a terapias de abuso de sustancias que se centran en el comportamiento de parejas o en el entorno familiar.
  • Unirte a un programa de tratamiento ambulatorio o un programa ambulatorio intensivo. Un programa ambulatorio por lo general proporciona una o dos sesiones de terapia individual o de grupo por la tarde o al fin de semana, cada semana, y puede durar un año o más. Un programa ambulatorio intensivo proporciona típicamente entre 10 y 20 horas de terapia individual o de grupo por semana.
  • Unirte a un programa de tratamiento de adicción de todo el día (esto tendría un horario diario muy similar a un programa de tratamiento residencial, pero tienes que ir a casa cada noche para dormir).
  • Unirte a una comunidad de grupos de ayuda mutua, como las reuniones de AA / NA.

Opciones de tratamiento residencial

  • Programas de desintoxicación médica para pacientes internados.
  • Programas de rehabilitación de drogas o rehabilitación de alcohol para situaciones especiales (para personas con diferentes trastornos, programas para cada género, programas para una edad específica).
  • Programas de seguimiento médico del tratamiento.
  • Programas con atención residencial a largo plazo (comunidad terapéutica).

Rehabilitación ambulatoria o residencial - ¿Cuál es mejor?

No importa cual es mejor, importa cual es mejor para ti. Aunque puedes sentir que un tratamiento más intensivo, en un entorno residencial, te da una mejor oportunidad de éxito, ningún tratamiento es realmente "mejor" que otro, sólo depende de tus necesidades.

El tratamiento residencial te proporciona la seguridad, la estructura y el tiempo que necesitas para pasar de las muy difíciles primeras semanas de abstinencia. Debido a que es un programa intensivo que dura todo el día, puedes aprender mucho acerca de tu adicción y puedes aprender muchas estrategias de afrontamiento eficaz de los antojos de consumir dentro de un corto período de tiempo.

El tratamiento ambulatorio tampoco es perjudicial. Te ofrece el beneficio de ir a la escuela o al trabajo, mientras estas bajo tratamiento y los costos son generalmente a una fracción del tratamiento residencial. Además, al quedarte en casa y en el 'mundo real' puedes poner todas las estrategias y herramientas de afrontamiento que se aprenden en práctica inmediata.

Un punto de partida no es un punto final

Recuerda - el tratamiento y la recuperación no son cosas que suceden en un periodo de tiempo de 28 días. La recuperación dura toda la vida, los cambios en el cerebro creados por la adicción son duraderos o permanentes y puede que necesitas diferentes tipos de intervenciones durante diferentes períodos, a medida que cambian tus necesidades.

Idealmente, tu experiencia en el tratamiento cambia a medida que cambian tus necesidades. Cuando comienzas con un programa ambulatorio intensivo y te va bien, tiene sentido, después de un tiempo, a empezar una forma menos intrusiva de tratamiento, como una sesión de terapia semanal.

Por otro lado, si no estas haciendo un progreso suficiente con un tipo de tratamiento, tiene tanto sentido intensificar el tratamiento a un nivel que se adapte a tus necesidades. Si un programa ambulatorio intensivo no conduce a mejoras significativas, esto no significa que el tratamiento no funciona, sólo significa que necesitas un cuidado más intensivo, tal como el tratamiento que puedes recibir de un programa de tratamiento residencial.