Adicción a los juegos de azar - Tratamiento, Causas y Efectos

La adicción a los juego de azar aparece cuando una persona que se divierte jugando un juego de azar que le ofrece la oportunidad de ganar, lleva el deseo de continuar jugando a un nivel extremo. En lugar de ser un pasatiempo agradable, el adicto se siente obligado a jugar y por lo general arriesga todo para seguir jugando incluso cuando las pérdidas se acumulan.

Los adictos a los juegos de azar no están en control de si van a jugar o no. Estos jugadores compulsivos sienten euforia al jugar, y siguen haciendolo para sentir la euforia una y otra vez. Tanto los juegos de azar en línea y las formas de estos juegos del mundo real, como es el póquer, pueden ser muy adictivos.

¿Qué es la adicción a los juegos de azar?

El deseo compulsivo de juegos de azar, también llamado el juego patológico o ludopatía, es el impulso incontrolable de seguir jugando y de apostar a pesar de que aparecen consecuencias negativas relacionadas con el juego en la vida del adicto. El juego o una apuesta tiene como caracteristica el deseo de a arriesgar algo de valor con la esperanza de obtener algo de un valor aún mayor.

El juego puede estimular el sistema de recompensa del cerebro al igual que las drogas (el alcohol por ej.), y conduce a la adicción. Una persona propensa a la ludopatía, va a apostar continuamente, va a ocultar su comportamiento, va a agotar los ahorros, va a acumular deuda, o incluso puede recurrir al robo o fraude para seguir con su adicción.

El juego compulsivo es una enfermedad grave que puede destruir vidas. Aunque el tratamiento de la ludopatía puede ser difícil, muchos jugadores compulsivos han encontrado ayuda a través de un tratamiento profesional.

Los signos de la adicción al juego de azar

Si tu o alguien que conoces está exhibiendo los siguientes tipos de comportamientos, una adicción al juego puede ser la causa:

  • Ponerse defensivo si alguien expresa su preocupación acerca de sus hábitos de juego
  • El préstamo de dinero, la venta de bienes, o robar para que seguir apostando
  • Se siente ansioso o deprimido cuando no puede jugar
  • Aumento de la frecuencia de la actividad de jugar
  • Mentir sobre la cantidad de tiempo que pasa jugando los juegos de azar, la cantidad de dinero que está apostando, y lo mucho que ha perdido
  • La colocación de apuestas más grandes, con el tiempo, si está ganando o perdiendo, si las cantidades que apuesta son más de lo que razonablemente puede permitirse perder
  • Irse del trabajo o faltar de la vida familiar para jugar sin decir a los demás cuando se va a jugar

Estos son sólo algunos de los síntomas de la adicción al juego, pero son los más indicativos de un problema grave.

Las causas de la adicción al juego

Las causas de este tipo de adicción pueden ser difíciles de precisar. Puede haber un componente hereditario y las personas que tienen un familiar cercano con adicción al juego pueden ser más propensas desarollar esta dicción.

También hay muchos factores que pueden contribuir al desarollo de una adicción al juego, incluyendo la desesperación por el dinero, el deseo de experimentar diferentes emociones, el estatus social asociado con ser un jugador exitoso, y el ambiente de entretenimiento de los lugares de juego. Desafortunadamente, una vez que una adicción al juego se desarolla, romper el ciclo de jugar y apostar es difícil. Las adicciones severas al juego pueden desarollarse cuando alguien se siente desesperado financieramente y quiere ganar lo que ha perdido. Una vez que la persona finalmente gana, y aunque puede llegar a recoger una gran cantidad de dinero de esa victoria, rara vez es suficiente para cubrir lo que ya ha perdido. La mayoría de los jugadores ni siquiera se acercan a un punto de equilibrio entre lo que pierden y lo que ganan.

Algunas investigaciones han encontrado y otras cosas que pueden causar la adicción a los juegos de azar, como:

  • La inmadurez emocional
  • Amigos y socios que están involucrados con los juegos de azar
  • Baja autoestima
  • Trabajar o vivir en las proximidades de las salas de bingo, casinos, etc
  • El estrés y la falta de un buen medio para liberarlo
  • Experiencias traumáticas

Puedes pensar que ganar una gran suma de dinero o un premio es una buena cosa para una persona que tiene una adicción a los juegos de azar, ya que es capaz de recuperar parte de sus pérdidas. Sin embargo, en realidad es un evento negativo para ese individuo porque experimenta una gran descarga de adrenalina creada por la emoción de ganar, y va a desear a repetir la experiencia. El al adicto al juego puede jugarse sus ganancias (y más dinero) tratando de ganar otra vez.

Consecuencias de la adicción al juego

Las posibles consecuencias de las adicciones al juego incluyen:

  • Problemas con las relaciones, incluyendo el alejamiento de los niños y otros seres queridos, la separación y el divorcio
  • Cargos criminales si el adicto está robando o vendiendo drogas para financiar sus actividades
  • Deudas causadas por pérdidas o para continuar jugando
  • La pérdida del empleo

Ayuda y Tratamiento para la adicción al juego

El primer paso para obtener ayuda es reconocer los síntomas y admitir que tienes un problema. Un programa de 12 pasos, puede ser eficaz. Otra opción cuando necesitas dejar los juegos de azar es consultar a un terapeuta que tiene experiencia con el tratamiento para este tipo de adicción, que es la terapia cognitiva conductual. La terapia cognitiva conductual enseña a los clientes cómo identificar sus antojos de jugar y reemplazarlos con antojos para actividades más positivas.

La recuperación y rehabilitación de la adicción al juego

Dejar de jugar es sólo el primer paso. La recuperación total implica evitar los lugares donde el juego es presente y encontrar nuevos amigos que no se entregan a esta actividad. También es necesario encontrar nuevas estrategias para hacer frente al estrés, ya que este puede causar una recaída. Habla con otros ex jugadores para compartir experiencias, encontrar fuerza y apoyo.