Adicción a la metanfetamina de cristal - Tratamiento, Causas y Efectos

La metanfetamina - que también se conoce como cristina, speed, canela, o anfetas - es un polvo blanco con un sabor amargo que se puede disolver fácilmente en alcohol o agua. Este medicamento se puede fumar, inhalar, o se inyecta. La sensación de euforia que crea puede durar varias horas.

La adicción a la metanfetamina es un problema que afecta a las personas que viven en todas las partes del mundo. Este estimulante es altamente adictivo, es posible que una persona desarrolle la adiccion despues del primer uso.

¿Qué es la adicción a la metanfetamina?

La metanfetamina afecta el cerebro y puede crear sensaciones de placer, puede aumentar la energía y elevar el estado de ánimo. La metanfetamina da a la persona que la consuma la capacidad de permanecer despiertas y continuar cualquier con menos necesidad de dormir. Las metanfetaminas, como las anfetaminas regulares, también suprimen el apetito de una persona y, a veces son utilizadas por personas que tratan de perder peso rápidamente.

La mayoría de los efectos placenteros de la metanfetamina resultan de la liberación de muy altos niveles del neurotransmisor dopamina. La dopamina está involucrada crear la sensación de motivación, la experiencia del placer y en la función motora.

La metanfetamina suelta aproximadamente doce veces la cantidad de dopamina que la comida, el sexo u otras actividades placenteras. La liberación elevada de dopamina producida por la metanfetamina también se cree que contribuye a los efectos nocivos de la droga en las terminales nerviosas del cerebro.

Signos de la dependencia a la metanfetamina

Los adictos a la metanfetamina pueden mostrar tres patrones diferentes de uso:

  • Los usuarios de baja intensidad son capaces de usar la metanfetamina de manera ocasional . Ellos no están psicológicamente adictos a la droga (todavía) y la consuman tragandola o inhalandola.
  • Los usuarios compulsivos consumen grandes cantidades de metanfetamina durante un tiempo relativamente corto.
  • Los usuarios de metanfetamina de alta intensidad consuman regular la droga. Los usuarios compulsivos y los usuarios de alta intensidad son psicológicamente adictos a la metanfetamina, y, o fuman o se inyectan la droga para obtener una euforia de alta intensidad.

Las causas de la dependencia a la metanfetamina

La metanfetamina trabaja sobre los centros de placer del cerebro, creando una sensación casi inmediata de bienestar. Cuando alguien la usa, se incrementa la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la respiración. El sentido de satisfacción inmediata hace que otras fuentes de recompensas de la vida de una persona sean menos importantes. Por desgracia , la primera euforia que alguien experimenta es la más intensa y no puede ser duplicado al continuar usando la droga.

Los efectos del uso de metanfetamina

La ingestión de metanfetamina hace que el cerebro aumenta la producción de dopamina y noradrenalina, que son neurotransmisores. Si se toma una pequeña cantidad de la droga, aparecen los siguientes efectos:

  • Disminución de la fatiga
  • El aumento del estado de alerta
  • Disminución del apetito

Otros síntomas de consumo de metanfetamina incluyen sentimientos de euforia y alegría. Grandes dosis de metanfetaminas producen síntomas que incluyen:

  • Agitación
  • Comportamiento extraño
  • Paranoia
  • Pérdida de la memoria a corto plazo

Las complicaciones y los efectos del abuso de metanfetamina a largo plazo

Cuando los adictos a la metanfetamina continúan utilizando la droga durante un tiempo más largo, experimentan síntomas psicológicos, como la ansiedad y cambios de humor pronunciados. Con el tiempo, estos síntomas también pueden incluir:

  • Depresión
  • Alucinaciones
  • Hipertensión
  • Irritabilidad
  • Picazón
  • Delirios paranoides
  • Rabia
  • Comportamiento auto-destructivo
  • Dormir durante 24-48 horas a la vez
  • Violencia
  • Pérdida de peso

El abuso de meta a largo plazo también puede conducir a la caries dentales. Conocido como " boca de metanfetamina", esta afección se relaciona con la boca seca, la falta de higiene dental, y un alto consumo de refrescos azucarados.

Ayuda y tratamiento para la adicción a la metanfetamina

La terapia cognitiva conductual es un método exitoso de tratamiento para la adicción a la metanfetamina. Este tratamiento se utiliza para enseñarle al adicto a la metanfetamina como monitorear sus pensamientos y en última instancia cambiar su comportamiento. La terapia cognitiva conductual puede ser utilizada para un individuo o un grupo. Los grupos de autoayuda para adictos también pueden usar esta estrategia para ayudar a las personas que son adictas a la metanfetamina. Una vez que el tratamiento de adicción llega al final, es una buena idea entrar en un centro de rehabilitacion para ayudarles a adaptarse a una vida libre de drogas.

Recuperación y rehabilitación de la adicción a la metanfetamina

Cambiar uno de los patrones de pensamiento y continuar para sustituirlo por otros más positivos es un proceso continuo. La programas de tratamiento de la adicción a la metanfetamina, así como son las programas de 12 pasos, estan diseñadas para ofrecerle al adicto las herramientas que necesitan para no recurrir a la droga para sentirse bien y para cambiar este pensamiento.