Adicción a la comida - Tratamiento, Causas y Efectos

Tenemos que comer para vivir. Eso es un hecho básico. Nos gusta comer alimentos que estan bien preparados y presentados, y que tienen buen gusto. Para un adicto a la comida, su obsesión va más allá de disfrutar de una buena comida. La obsesión de comer, o mejor dicho consumir, se apodera de su vida.

Los adictos a la comida se encuentran atrapados en una obsesión que no pueden controlar. Cuando no están comiendo, ellos están pensando en la próxima merienda, experimentando antojos para ciertos tipos de alimentos. No todos los adictos a la comida tienen bulimia, que se caracteriza por el consumo de grandes cantidades de comida y la eliminacion de los alimentos a través de vómitos o laxantes. Las personas con anorexia pueden ser adictas a la comida también, pero hacen todo lo posible para no comer.

¿Qué es la adicción a la comida ?

Al igual que las drogas adictivas, los alimentos muy apetecibles aumentan los niveles de producción de sustancias químicas del cerebro que crean la impresion de bienestar, como la dopamina. Una vez que las personas experimentan placer, asociado con el aumento de la dopamina en el circuito de recompensa del cerebro, al comer ciertos alimentos aparece la necesidad de comer más.

Las señales de recompensa creados por alimentos muy apetecibles pueden anular las señales de plenitud y satisfacción. Como resultado, la persona adicta sigue comiendo incluso cuando no tiene hambre.

Las personas que muestran signos de adicción a la comida también pueden desarrollar una tolerancia a la alimentación. Comen más y más, sólo para descubrir que la comida les satisface cada vez menos.

Los científicos creen que la adicción a la comida puede desempeñar un papel importante en la obesidad. Pero las personas con peso normal también pueden tener dificultades con la adicción a la comida. Sus cuerpos pueden simplemente ser programados genéticamente para manejar mejor las calorías adicionales, o, pueden aumentar su actividad física para compensar la sobrealimentación.

Las personas que son adictas a los alimentos continuan a comer a pesar de las consecuencias negativas, como el aumento de peso o las relaciones dañadas. Y al igual que las personas que son adictas a las drogas o a los juegos de azar, las personas que son adictas a la comida tendrán problemas para detener su comportamiento, incluso si quieren o han intentado muchas veces para reducir el consumo de alimentos.

Signos de la adicción a la comida

Los adictos a la comida pueden mostrar los siguientes signos :

  • El fuerte deseo para ciertos tipos de alimentos
  • Comen en secreto u ocultan el habito de comer
  • Comen cuando no tienen hambre
  • Comen más despues de que aparece la sensación de saciedad, o incluso hasta el punto de sentirse enfermos
  • Se sienten culpables por lo que comen, cuánto comen, o por las ambas cosas
  • Pasan mucho tiempo pensando en lo que comieron o en lo que van a comer
  • Usan la comida para aliviar el estrés o para hacer frente a las emociones desagradables

Las causas de la adicción a la comida

Algunas personas que son adictas a la comida, comen porque asocian ciertos alimentos con el bienestar. Crecemos asociando la comida con las celebraciones y ocasiones especiales de todo tipo. Los niños pueden recibir comida especial como recompensa por una buena conducta. Los adultos pueden elegir alimentos especiales para tratarse a sí mismos por diversas razones.

Una persona que se siente deprimida o estresada consuma alimentos que contienen altas cantidades de azúcar, grasa o sal debido al efecto que estos ingredientes tienen sobre el cerebro, para sentirse mejor. Estos alimentos actúan de la misma manera como las endorfinas, y el adicto a la comida experimenta una especie de euforia después de comer. Después de que el efecto ha desaparecido, la persona se siente culpable y más deprimida. Para sentirse mejor, necesita comer otra vez, y el ciclo se repite.

Los efectos de la adicción a la comida

No todos los adictos a la comida tienen sobrepeso o son obesos. El adicto puede sufrir de baja autoestima y / o depresión, y normalmente es infeliz con su imagen corporal. Algunas personas con este tipo de adicción están deprimidas en la medida en que consideran o incluso intentan suicidarse ya que les resulta imposible superar el trastorno de la alimentación compulsiva.

Complicaciones y efectos de la adicción a la comida a largo plazo

Un problema con la adicción a la comida puede ayudar el desarollo de numerosas consecuencias negativas para la salud, incluyendo:

  • Artritis
  • Dolor crónico
  • Diabetes
  • Enfermedad del corazón
  • Hipertensión
  • Colesterol alto
  • Enfermedad renal

Ayuda y tratamiento para la adicción a la comida

Hay un par de opciones disponibles para ayudarte a dejar de comer en exceso. Un terapeuta puede ayudarte a dejar de recurrir a los alimentos siempre que aparece un cambio en tu vida y este tipo de tratamiento suele ser la mejor opción.

La adicción puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente, que es necesario abordar para ayudar al cliente a aprender a tener una relación más saludable con los alimentos y descubrir cómo dejar de comer compulsivamente.

Un grupo de apoyo también puede ser parte del proceso de tratamiento. Como la mayoría de los adictos a la comida tienden a sufrir de baja autoestima y / o depresión, un grupo de personas que intentan superar este tipo de problemas también podría ayudar. El intercambio de experiencias y el apoyo de la gente que entiende la adicción puede ser una parte efectiva de tratamiento.

La recuperación y rehabilitación de la adicción a la comida

Dejar de comer no es, obviamente, una posibilidad para los adictos a la comida o para cualquier persona, por lo que es necesario aprender a tener una mejor relación con los alimentos. Se pueden recetar medicamentos para la depresión o la ansiedad, pero la terapia es la clave para superar esta adicción.